Saltar al contenido

¿A qué edad empiezan a hablar los niños?

a qué edad empiezan a hablar los niños

En el maravilloso viaje de la infancia, lleno de descubrimientos y aprendizajes, la comunicación desempeña un papel fundamental. Desde el momento en que un bebé balbucea sus primeras sílabas y realiza sus primeros gestos, se establece un puente comunicativo. Estos primeros intentos de comunicación expresan necesidades básicas, pero también marcan el inicio de la conexión emocional entre el niño y sus cuidadores. Con el tiempo, estos balbuceos evolucionan en palabras y frases que abren las puertas a un mundo de expresión. Este desarrollo de la capacidad de expresarse y comprender a los demás no solo es esencial para la interacción diaria, sino que también sienta las bases para un desarrollo emocional, social y cognitivo saludable. Acompáñame en este fascinante viaje para que aprendas a qué edad empiezan a hablar los niños.

1. Diferencias entre hablar y comunicar

A menudo los conceptos de hablar y comunicar se utilizan de manera intercambiable; sin embargo, presentan una serie de diferencias.

Hablar es la capacidad de producir sonidos y palabras utilizando el sistema vocal. Implica la coordinación de los músculos orofaciales para producir sonidos claros y comprensibles. El habla involucra la capacidad de utilizar las reglas gramaticales del idioma para formar oraciones y expresarse de manera coherente.

La comunicación va más allá del habla y abarca cualquier forma de intercambio de información, ya sea verbal, no verbal o escrita. Los niños comienzan a comunicarse de manera no verbal incluso antes de hablar mediante gestos, expresiones faciales o posturas. La comunicación implica la capacidad de entender y responder a las señales sociales (turnos de habla, reconocer las emociones…), así como contextualizar el mensaje, adaptando el lenguaje y el tono según sea necesario.

2. La importancia del habla en el desarrollo temprano

El habla va más allá de simplemente aprender a articular palabras, es un motor que impulsa el crecimiento en diversas áreas que vamos a ver a continuación.

2.1. Comunicación y conexión social

El habla actúa como el puente que conecta a los niños con su entorno. Desde las primeras interacciones con sus cuidadores hasta las conversaciones más complejas, el habla facilita la comunicación efectiva y fomenta la empatía.

2.2. Desarrollo cognitivo

A medida que los niños adquieren nuevas palabras y estructuras lingüísticas, están construyendo un marco mental para entender el mundo que los rodea. El habla contribuye, entre otros, al desarrollo del pensamiento abstracto, la memoria y la capacidad de resolver problemas.

2.3. Desarrollo de la autoestima y confianza

La capacidad de los niños de expresar sus pensamientos y sentimientos de manera efectiva refuerza la seguridad y el sentimiento de competencia de sí mismos.

2.4. Habilidades de lectura y escritura

La conciencia fonológica, la capacidad de manipular los sonidos del habla, es crucial para aprender a leer y escribir. Los niños que han desarrollado una base sólida en el habla tienden a tener un proceso de lectoescritor más fluido y exitoso.

3. Factores que Influyen en el desarrollo del lenguaje

El desarrollo del lenguaje no es un proceso aislado, está influido por una variedad de factores que veremos en los siguientes apartados.

3.1. Factores biológicos y genéticos

La predisposición genética puede influir en la capacidad de un niño para adquirir habilidades lingüísticas. Algunos niños pueden tener una mayor propensión a ciertos trastornos del habla y del lenguaje.

3.2. Desarrollo neurológico

El correcto desarrollo del sistema nervioso, especialmente en áreas específicas del cerebro relacionadas con el lenguaje, es esencial para su adquisición y producción.

3.3. Motricidad Orofacial

El desarrollo adecuado de los músculos orofaciales es esencial para la articulación clara y la fluidez del habla.

3.4. Estimulación temprana

La exposición temprana a un ambiente rico en estímulos lingüísticos, conversaciones, lecturas, música y juegos interactivos, contribuye al desarrollo del lenguaje.

3.5. Ambiente familiar y estilo de crianza

El estilo de crianza de los padres, incluyendo la sensibilidad a las necesidades del niño, puede influir en el desarrollo del lenguaje.

3.6. Factores emocionales

El bienestar emocional del niño puede afectar su participación en actividades comunicativas y el aprendizaje de nuevas habilidades lingüísticas.

3.7. Audición

Problemas en la audición, incluso leves, pueden tener un impacto significativo en el desarrollo del habla y la comprensión verbal.

3.8. Experiencias culturales y lingüísticas

Las experiencias culturales y la exposición a diferentes lenguajes pueden afectar la variedad y complejidad del vocabulario que un niño adquiere.

3.9. Detección e intervención temprana

La detección temprana de posibles problemas en el desarrollo del lenguaje y el acceso a una intervención temprana son cruciales para abordar las dificultades antes de que se intensifiquen.

4. Etapas claves en el desarrollo del lenguaje: ¿A qué edad empiezan a hablar los niños?

El camino del lenguaje infantil está marcado por etapas que revelan el progreso gradual de los niños. Comprender estas fases nos ayudará a identificar señales de alerta en el desarrollo del lenguaje. Es importante destacar que estas etapas son generales y que cada niño tiene su propio ritmo de desarrollo. Algunos niños pueden empezar a hablar antes o después de estos intervalos, y eso aún puede considerarse dentro de la normalidad. Si existen preocupaciones sobre el desarrollo del lenguaje en un niño, se recomienda buscar la evaluación de un logopeda.

a qué edad empiezan a hablar los niños infografía

4.1. Etapa prelingüística (0-3 meses)

  • Comienzan a prestan atención al habla y a las expresiones faciales
  • Comunicación inicial a través de distintos tipos de llanto para expresar necesidades básicas.

4.2. Fase de balbuceo (3-5 meses)

  • Producción de sonidos vocálicos suaves y agradables. Son las primeras expresiones vocales más allá del llanto.

 4.3. 6-11 meses

  • Producción de secuencias repetitivas de sonidos consonánticos y vocálicos (balbuceo). Los bebés experimentan con diferentes combinaciones de sonidos. 
  • Imitación de sonidos familiares del entorno, como los producidos por los adultos o juguetes.
  • Cambios deliberados de entonación y de intensidad de voz.
  • Emisión de palabras bisílabas carente de significado.
  • Reconocimiento de su nombre y de objetos de su entorno.
  • Protoimperativo: el niño desea un objeto y lo mira y señala para hacérselo saber al adulto.

4.4. Etapa lingüística

  • Primeras palabras (alrededor de los 12 meses)
  • Comprensión de la palabra “no”.
  • Responde a una orden sencilla como “ven” o “toma”
  • Producción de las primeras palabras significativas.
  • Uso de gestos y señales para comunicarse.

4.5. Fase holofrásica (12-18 meses)

  • Uso de algunas palabras para referirse a objetos y personas en su entorno mientras juegan.
  • Emisión de onomatopeyas para nombrar objetos.
  • Los bebés comienzan a utilizar una palabra con el significado de una frase (holofrase). A modo de ejemplo, la emisión de la palabra “aba” suele significar la demanda de agua.

4.6. 18-24 meses

  • Comprensión de órdenes de dos pasos.
  • Aumento significativo en el número de palabras utilizadas.
  • Formación de frases de dos palabras.
  • Uso de generalizaciones. Una única palabra puede ser utilizada para nombrar otros objetos o animales, aunque tengan otros nombres.
  • A los dos años su vocabulario suele estar compuesto entre 20- 50 palabras.
  • Uso de jerga: combinación de palabras inventadas y reales.

4.7. Fase de combinación (2-3 años)

  • Combinación de palabras aisladas (2-3) para formar frases agramaticales.
  • Uso del plural.
  • Distinción del femenino y el masculino.
  • Comienzo del uso de pronombres «yo» “tú” “mío”.
  • Formulación de preguntas sencillas.
  • Denominación de animales y de objetos e imágenes de uso común.
  •  Uso del pasado.
  • Identificación de formas geométricas, conceptos de tamaño y colores.
  • Seguimiento de instrucciones de dos pasos.
  • Comienzo del juego simbólico.

  4.8. Etapa avanzada (3-5 años)

  • Comprensión de órdenes de tres pasos.
  • Uso de estructuras gramaticales más extensas y complejas con mayor uso de verbos.
  • Uso de un vocabulario más amplio y específico.
  • Expresión de ideas y sentimientos.
  • Formulación de preguntas abstractas.
  • Comprensión creciente de conceptos de espacio y tiempo.
  • Sobrerregulaciones en verbos irregulares, como “yo cabo aquí”.
  • Narración simple: capacidad para contar historias sencillas y describir eventos.
  • Manipulación de los sonidos del habla (conciencia fonológica).

4.9. 6-12 años

  • Uso de un lenguaje más complejo y refinado.
  • Desarrollo de habilidades de lectura y de escritura.
  • Articulación correcta de todos los sonidos.

5. Señales de alerta en el desarrollo del lenguaje

Es fundamental estar atento a las señales de alerta en el desarrollo del habla y el lenguaje. La identificación temprana de posibles problemas permite intervenir de manera oportuna y proporcionar el apoyo necesario.  Es importante destacar que la variabilidad individual es normal, pero si se observan varias de estas señales o si existe preocupación persistente, se recomienda buscar la evaluación de un logopeda. Aquí hay algunas señales de alerta que podrían indicar dificultades en el desarrollo del habla y el lenguaje en los niños:

4.1. Antes del primer año

  • No responde a los sonidos.
  • No realiza contacto ocular ni sonríe.
  • No emite sonidos, el balbuceo es escaso o sin consonantes
  • No reconoce los nombres de objetos familiares.
  • No interacciona en los intercambios verbales.

4.2. 1 año

  • No responde al habla de los demás.
  • No existe comprensión de lo que se le dice.
  • No señala ni utiliza gestos.
  • No habla.

4.3. 18 meses

♦   Emisión menor a 10 palabras.

  • Dificultad para entender una ordensencilla.
  • Preferencia de gestos al habla.

 4.4. 2 años

  • Dificultad en la comprensión de oraciones sencillas. 
  • Emisión menor a 30 palabras.
  • No usa la palabra no”, no nombra personas cercanas o no dice su nombre.
  • No combina palabras para formar oraciones.
  • Repetición de sonidos o palabras por imitación, pero sin finalidad de comunicativa.
  • No realiza juego simbólico.
  • Voz particular.
  • A los 30 meses no emplea verbos.

 4.5. 3 años en adelante

  • No sigue órdenes de dos pasos.
  • Falta de comprensión de relatos sencillos.
  • Habla de difícil comprensión.
  • Dificultades en la coordinación fono-respiratoria
  • Las oraciones no están formadas por más de dos palabras.
  • Regresión del lenguaje: pérdida de habilidades previamente adquiridas.
  • No emplea el plural.
  • No realiza preguntas.

4.6. 4 años

  • No comprende órdenes verbales de tres pasos.
  • No elabora frases de cuatro palabras.
  • Omisión y sustitución de sonidos.
  • Ausencia de artículos y pronombres en las frases.
  • Dificultades sociales y de comunicación con otros niños. 

4.7. 5 años en adelante

  • Dificultades en la expresión de ideas o vivencias de manera clara y coherente.
  • No construye frases complejas.
  • Dificultad para conjugar los tiempos verbales.
  • Dificultades de lectoescritura.
  • Entre los 6-7 años el niño está preparado para articular todos los sonidos del habla.

5. Referencias bibliográficas a qué edad empiezan a hablar los niños

  1. Mariscal, S. y Gallo, M. P. (2014). Adquisición del lenguaje. Madrid: Síntesis.
  2. Owens, R. (2003). Desarrollo del lenguaje. (5ª ed.). Madrid: Pearson Educación.
  3. Rondal, J. A. (2014). Comprender el lenguaje y optimizar su desarrollo. Madrid: Giunti Psychometrics.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Jennifer Mateos

Jennifer Mateos

Soy Jennifer Mateos, Logopeda con más de 10 años de experiencia. Estoy Graduada en Logopedia por la Universidad de Salamanca y estoy colegiada en el Colegio de Logopedas del País Vasco (nº de colegiada: 480550). Actualmente, trabajo como Logopeda en mi propio despacho que está ubicado en el centro de Bilbao.